Facebook CIES Twitter CIES

Desde el 2010, el restaurant Las ALITAS ha sido patrocinador de la implementación del Programa AMISTAD en diferentes instituciones:

Secretaría de Salud, DIF Chapulín en Saltillo, Casa de los Niños de Saltillo, Colegio Alfonsino, Instituto Americano de Monterrey, Filios, Casa Hogar Betseda, Casa Hogar Imperio de Amor, Mi Casa Cedre en Chihuahua, Ministerios de Amor, Boys Hope, Refugio 121, A.C., Santa María de Guadalupe, A.C.,  Asociación de Enfermeras y Trabajadoras Sociales, A.B.P., Villas Asistenciales Santa María de Guadalupe, Visión Ilimitada, A.C., La Gran Familia, DIF Capullos, Casa Hogar Nosotras,  Casa Hogar Simón de Betania A.C. , Escuela Guadalupe Sagrado Corazón, Colegio Interamericano del Norte, Instituto Guadalupe de Linares,  Crecer Libre ABP, Colegio Huellas en Guadalajara, Colegio Bertrand Russell en Guadalajara y Casa Hogar María Teresa en Guadalajara, Tierra Prometida de México A.C., ACTA, Casa Hogar Bethany A.C., Albergue El Elohe, Colegio Salvador Novo, Kinder Little One, Retiro Juvenil A.C.,  Centro de Internamiento de Adolescentes, CABAÑA A.C., Colegio Paseo Esmeralda en el D.F., Fundación Un Amor tan Grande por los Niños del D.F., Instituto Anglia, Instituto Teocalli, La Casa de la Armonía A.C, Back2Back México, Vifac, Centro de Apoyo para el Pobre más Pobre , Fundación John Douglas , Colegio Jalisco en Guadalajara, Casa Hogar Ortigosa, Escuela León Ortigosa, CECYTE Estanzuela, Jardín de Niños Juana de Asbaje en el D.F., Tekitiwatika ipampa Mexihko, A.C., Hogar Cabañas en Guadalajara,  Fundación Amalia Batarse Marcos y Sucesora A.B.P., Misión del Nayar A.B.P., Casa Hogar Mercedes en D.F.y Kínder Colibrí, Telesecundaria #75, AFECCI, Huerto del Rey, Cayam, Latiendo por México, Villas Asistenciales Club Cumbres, Villa Zimix, Instituto Mater, Kinder NIDO, DIF NL Mejores Menores, Fundación Lifestandard, Casa Hogar AMAR, Alianza Educativa Ciudadana por Nuevo León, Villas Asistenciales Nuevo Almaguer, Villas Asistenciales Arboledas,  DIF Capullos, Centro de Ayuda Tanatológica de Monterrey, A.C., Centro de Atención Múltiple (CAM) «Eva González González», Vive y Familia A.C., Escuela Primaria Profesor Alberto Jauregui, Fundación Clara Moreno y Miramón, CENDI #9 «Ricardo García Samudio», Fundación para el Apoyo Institucional y Aldea Infantil, A.C., Escuela Primaria «Angelina Villarreal», Casa Hogar Santa María de Guadalupe, A. C., Zihuame Mochilla, A. C., Casa Hogar Imperio de Amor, A. C., CABAÑAS, A. C., Jardín de Niños «Fuentes del Saber», Jardín de Niños «Fuentes del Saber» (Cd. de México), Huerto del Rey, A. C., Huerto del Rey, A. C. (Cd. de México), Colegio Ana Frank y Colegio Ana Frank (Cd. de México).

Algunos de los testimonios son los siguientes:

“Me divertí mucho en las sesiones de AMISTAD, aprendí relajarme y a hacer amigos”, Héctor Alan Cárdenas Espinosa, 7 años.

“La autoestima de los chicos mejoró muchísimo, ahora tienen más confianza en sí mismos y mejor comportamiento”, Psicóloga de DIF Capullos.

Me siento más valiente en la escuela y cuando me pongo nervioso sólo pienso positivo”, Yaneri Berenice Lija Soto, 10 años

“Se porta mejor en la escuela y se pone menos nervioso al ver a los insectos”, Mamá de Edgar.

“En la implementación en dos grupos de primer grado, pudimos observar que los niños se mostraban sorprendidos al reconocer las emociones en los koalitas. De inmediato conectaban las experiencias propias y daban muchos ejemplos. Causó gran impacto en ellos saber que las emociones como tristeza, enojo y preocupación son parte de nosotros mismos y que saber reconocerlas les ayuda a enfrentar mejor las situaciones que se les presentan.

Un caso particular sería el de Liam Nicolás, quien a través de las actividades del programa, los cuentos y canciones que compartimos reconoció su tendencia hacia el enojo, así como la importancia de saber relajarse. Algo que llamó mucho mi atención fue en las actividades que se realizaban en familia, donde se establecían metas para el niños, para los papás y para la familia, quedaba plasmado el deseo de atender más y mejor al tiempo que la familia pasa junta y que el demostrarse amor era muy importante a pesar de las complicaciones de horarios de trabajo».

“En lo personal me parece un programa muy bueno, ya que nos enseña cómo enseñar a nuestros hijos a ser más tolerantes ante diversas situaciones, y a nosotros como padres a tener más opciones de cómo sobrellevar cada una de las diferentes situaciones. Nos ayuda a saber cuándo es apropiado premiar o reprender. Espero siga aplicándose (el programa AMISTAD) en los próximos ciclos escolares”.

“ Comenzamos el proyecto «aprender a jugar futbol» y hemos estado experimentado algo nuevo por ser algo programado como dice el Programa AMSITAD en las actividades del árbol, la convivencia, diversión y esparcimiento ha sido algo genial. Sobre todo por los cimientos emocionales que se les están creando a mis hijos e hija, la confianza entre ellos está creciendo tanto como la armonía, pues la colaboración en equipo ha estado haciendo un cambio entre ellos; le comentó a mi esposa, «si éste programa se nos hubiera dado a nosotros o a mí, otro hubiera sido el panorama”.

“Nos pareció muy bien el programa (AMISTAD) nos gustó que la niña ha aprendido mucho acerca de sus emociones, que es normal a veces sentir miedo o tristeza y que trabajando un poco, ella ya sabe que puede convertirlas en emociones positivas, en alegría y a ser valientes.

Hemos aprendido técnicas para enseñarla a ser «valiente», a recompensarla cuando lo logre y a recompensarnos nosotros como padres. Observamos que ella ya distingue un koala con cara roja (miedo o temer) y un koala con acara verde (feliz y segura). La niña comparte con sus primas lo aprendido en el curso AMISTAD, como la respiración de malteada, les dice que es para relajarse”.

“Ha estado muy interesante éste programa, me ha gustado mucho que el niño se autoanaliza y puede ver sus virtudes y de las cosas que es capaz. Nos dio un poco más de tiempo en familia platicando sobre nuestros intereses y teniendo actividades constructivas. He logrado ver en el niño menos temor para hacer o decir las cosas”.

“En los tres grupos se ha notado un gran avance, en unos es más notorio que en otros.

Por ejemplo a uno de los pequeños, se le dificultaba interactuar, casi no era expresivo, le daba vergüenza hablar con algunos adultos que no conocía, pero ahora ha cambiado mucho, ahora participa más, habla de sus emociones y está intentando controlar algunas de sus emociones.  

En otro grupo está un niño que tiene déficit de atención con hiperactividad, a él se le ha dificultado mucho concentrarse en los ejercicios, pero poco a poco ha logrado permanecer más tiempo realizando la actividad. En un inicio presentaba muchas conductas inadecuadas, esto provocaba que peleara o lastimara a sus compañeros, pero se le ha estado poniendo ejercicios de respiración extra, y se le explica en donde y cuando los puede usar, y ha tenido un excelente resultado, ya que los juegos de roles, él es quien ha dado las indicaciones de que se puede hacer cuando las personas se sientan enojadas.

Con el grupo de adolescentes se ha notado un gran avance, específicamente en el área de autoconocimiento, confianza en sí mismo, así como a identificar las respuestas adecuadas a situaciones difíciles o en las que se sientan muy enojadas”.

“Los niños han manejado técnicas de relajación con música, respirando de manera consciente, con juegos, y usando la imaginación para llegar a un lugar donde se sientan tranquilos y que sea su lugar especial. Las mamás que han participado nos comentan que están felices de venir al igual que los chicos y han establecido un fuerte canal de comunicación con sus hijos. En las últimas sesiones se han reforzado aprendizajes con las ideas positivas y no positivas que nos ayudan a percibir de manera diferente las situaciones que vivimos todos los días y así buscar una solución para dichas situaciones.  Estamos muy convencidos de los logros que van alcanzando todos nuestros alumnos y realizaremos el programa en el centro dos veces al año. Contamos con grupos casi llenos y asistencia del 80%. Agradecemos a “Las Alitas” el apoyo ya que tenemos a varias familias que se beneficiaron con la donación de materiales, misma que hizo posible que participaran en el Taller”

“Sin duda, no solo algunos de los 20 alumnos de este plantel, me atrevo a decir que por lo menos la mitad en diferente medida pero se marcó una diferencia. En algunos en el sentido de expresarse, de aprender jugando, los que no eran tan hábiles o que no destacaban en el cuadro de honor tuvieron la oportunidad de demostrar sus habilidades, lo cual en el futuro les puede ayudar para ver a que se van a dedicar cuando sean grandes, todos servimos para diferentes cosas, cada quien tiene su talento, incluso esa debería ser la premisa de la educación primaria, ver cuál es nuestro talento o destreza, y niños de aquí ya la descubrieron”.

“Pude descubrir que, a pesar de que la mayoría de los alumnos son de edades mayores a la de preescolar, les es complicado identificar emociones en ellos mismos y en los demás, fue interesante irlos guiando en ese reconocimiento. De la misma manera, en la sesión en la que hacen su dibujo personal y el de su familia, de manera tanto espontánea como dirigida, surgían comentarios de los alumnos respecto a con quien se llevaban mejor, con quien discutían o peleaban más, etc. Y esto nos ayudó también a conocer un poco más su entorno.

A los alumnos les ha resultado interesante el trabajar con sus manuales y se muestran participativos y cooperadores para realizar las actividades de cada sesión”.

 

“El Programa de Amistad, es muy enriquecedor para los niños, las actividades dinámicas y divertidas, favorecen al aprendizaje significativo en los niños, fomentan la comunicación y expresión de necesidades, así como el autocontrol y percepción de sentimientos en nuestros alumnos. Se podría decir que el comentario general de padres de familia, es de satisfacción. Se fomentó en los niños y en el ambiente escolar, armonía y amistad entre todos, cumpliendo objetivos tanto académicos como del programa impartido”.

“He aprovechado el aprendizaje que están desarrollando con el Programa AMISTAD en los pequeños en relación a sus emociones para establecer alguna reglas en casa con Valeria.

De manera muy rústica realizamos en casa un cuadro que muestra las acciones «verdes y rojas» que nos hacen sentir felices o tristes; el resultado fue inmediato ya que la niña captó al momento lo que se espera de ella al mostrarlo gráficamente y me ha ahorrado estar detrás de ella diciéndole lo que hacer, ahora sólo señalo el cuadro. Ella participó en la clasificación de las acciones y lo tiene a la vista reforzando el conocimiento a menudo”.

«Para mí este curso ha sido de gran ayuda ya que los niños han logrado reconocer sus sentimientos y los de los demás, reconocer como se sienten, dónde lo sienten y lo que hacen con esto. Les han ayudado mucho los ejercicios de respiración y relajación, ellos se sienten diferentes en sus modos de reaccionar ante las situaciones de la vida, les gusta, saben ponerse límites y ponerle límites al otro, a cuidar sus espacios y reconocer como influyen sus pensamientos en cómo se sienten y se comportan. Se me hace una herramienta útil y práctica la concluimos con la película Intensa mente ya que reafirmaba en mucho los conceptos del curso».

«La generación que acompañé en este año, se caracteriza por ser una generación competitiva en todos los aspectos al punto de discutir por cualquier cosa sin importarles los sentimientos del otro, al implementar el programa tuve la dicha de ver esos cambios en ellos de estar más atentos a cómo reaccionar en situaciones difíciles y como cuidarse entre sí logrando una mejor convivencia».

 

Ejemplos de Historias de Éxito

 

Proyecto Las Alitas

Fotos del Proyecto de las Alitas